Teatro para la escuela

Presentación

Jorge Sarmiento

El teatro es el arte de la representación, es la vivencia creativa de roles distintos a nuestra identidad. Desde edades tempranas los niños tienen una disposición natural para la imitación y la actividad dramática, manifestada por primera vez en el juego dramático. En la línea de Maturana «aprender» implica «transformarse en coherencia con la emoción» y es el resultado de un proceso de interacciones recurrentes entre la persona y sus vivencias.

Este proyecto nace a partir de los debates desarrollados en el Simposio sobre Pedagogía Teatral, realizado en la ENSAD el 2017, donde los dos temas centrales tratados fueron las experiencias didácticas y la creación de recursos didácticos para la enseñanza del teatro, entre los que figura la producción de textos, esto es, la creación de obras de teatro para representar con niños y adolescentes como también la adaptación y dramatización de cuentos, leyendas, poesías y diversos textos.

En este contexto, siete estudiantes de los últimos ciclos de educación artística de la ENSAD han escrito estos textos dramáticos dirigidos a niños y adolescentes. El primer título: El más poderoso, escrito por Fantasía Guevara Pérez, es una fábula donde los protagonistas son animales que encaran situaciones similares a la de la vida cotidiana pero de manera simplificada, divertida y ejemplificadora: “La fuerza no siempre se mide en puños, se mide también con sabiduría y paciencia, aquel que cree en sí mismo, respeta a los demás y sabe esperar siempre será recompensado”

El segundo título: La vicuña Pintadita, es una dramatización basada en el cuento “Pintadita, la vikuña” de Alfonsina Barrionuevo, escrita por Inés Melchor Lara. En ella se plantea la necesidad de despertar la consciencia ecológica de los niños para preservar nuestro auquénido emblemático: la vicuña.

Sin Color, de Edwin Rodrigo Sandoval Morales, es el tercer título de esta producción literaria, los personajes (animales) viven en el bosque y a orillas de las lagunas de la Amazonía peruana, donde un camaleón transparente habla de sí mismo y reconoce lo que le sucede por ser una especie única y diferente. Esta estrategia narrativa apunta el desarrollo de la autoestima y auto-concepto del niño de una forma relajada y eficaz, pues no se habla directamente de la propia persona para no sentirse culpable o juzgado.

El cuarto título es Ñusta Inka, de Josué López Segovia, que es la dramatización de una leyenda inca. La leyenda es un gran recurso didáctico pues es una narrativa simple, su forma predominante es lo poético, lo irreal o sobrenatural. En este caso, refiere a la bella Killasumaq, que canta cada noche de luna llena por el amor que se fue y se reencarna en los patillos para volar por las dunas y volver a ver a su amor en la laguna de Huacachina.

Los tres últimos títulos son dramatizaciones de cuentos dirigidos al público adolescente:

Abrazo de Gol, versión libre de Paola Correa Zapata, quien dramatiza el cuento “Día domingo” de Mario Vargas Llosa. La temática alude al mundo de los adolescentes, sus códigos y desafíos tanto como la necesidad de competir entre ellos para ejercer liderazgo en el grupo de amigos.

La clave de Dédalo de Tom Zarri, utiliza nombres y hace alusiones al mito griego para hablar de sentimientos y actitudes para con los demás, como el amor y la solidaridad.

Nadie se va a reír, versión dramatizada por Jimena La Madrid, del cuento de Milan Kundera. Lo más importante que deja esta historia es el párrafo que dice: “El hombre atraviesa el presente con los ojos vendados. Sólo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo. Y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar al pasado y comprobar ‘qué’ es lo que ha vivido y cuál era su sentido”.

Al concluir este comentario, es necesario destacar que un profesor de teatro sabe que el texto dramático es una modalidad de mensaje muy enriquecedora para trabajar con los niños y adolescentes, porque este género posibilita vivenciar el contenido de un mensaje mucho más naturalmente que otros géneros, es decir, se puede representar. Potenciando con esta actividad la expresión libre y la creación, que pueden ser un perfecto entrenamiento de competencias para la vida.

Nuestros aspirantes a docentes en arte teatral han cumplido, satisfactoriamente, con la tarea de producir textos dramáticos como inmejorable herramienta de enseñanza –aprendizaje artístico.

Jorge Sarmiento Llamosas

Director ENSAD

Introducción

profesor santiago soberon Teatro para la escuela es la primera producción del Fondo Editorial de la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático surgida de sus aulas, como parte de la labor académica de sus estudiantes. Se trata de una antología de obras dramáticas creadas por alumnos del programa de Educación Artística, Especialidad de Arte Dramático (Pedagogía), durante su curso final de Comunicación y Teatro, el cual dicto desde hace más de cuatro años.

Dado que la sumilla plantea la escritura de obras teatrales y no soy precisamente un dramaturgo, decidí enfocar el curso como un proceso de adaptación de textos narrativos (preferentemente cuentos para niños) al género dramático. Tenía una razón bastante razonable para ello: capacitar a los estudiantes en la adaptación de textos narrativos al teatro a fin de que puedan crear un repertorio de obras con las cuales trabajar en el aula. A pesar de contar con excelentes dramaturgos que nos han dejado importantes obras dedicadas a niños y jóvenes, la experiencia como jurado en diferentes concursos de teatro escolar me ha llevado a concluir que aún hay un déficit de producción dramatúrgica apropiada para la escuela o, por extensión, para el público infantil y juvenil.

El proceso que seguimos fue muy simple: partimos del análisis estructural del relato para ubicar las funciones cardinales o nucleares de los diferentes relatos propuestos por los alumnos; optamos por este enfoque estructural habida cuenta de que el marco conceptual de gran parte de los estudios semiológicos sobre el teatro (predominantes en la formación teórica de nuestros estudiantes) se basa en estos fundamentos teóricos. En una segunda etapa, revisamos los principios básicos de creación dramática desde textos clásicos como el de Lajos Egri hasta manuales sobre análisis y creación de textos teatrales de autores como Alonso Alegría y John H. Lawson. En gran medida, las clases fueron prácticas, bajo modalidad de taller; los alumnos iban presentando sus avances para ser comentados en cada sesión hasta llegar al resultado final.

Un principio primordial de trabajo fue darles plena libertad a los estudiantes para elaborar su texto según sus gustos, intereses y motivaciones; de igual modo, se les pidió que tuvieran en cuenta el estilo y género teatral que deseaban desarrollar, así como las edades de los niños o jóvenes con los que llevaran adelante la puesta en escena de sus obras, en caso se les presentara la oportunidad de hacerlo.

Esta es la razón por la que esta pequeña antología reúne obras con una diversidad de temas, estilos y maneras de concebir el teatro. La edición presenta tan solo una parte de una rica variedad de propuestas desarrolladas por los estudiantes en los años que se ha dictado y sigue dictándose este curso.

Estoy seguro de que esta pequeña antología, cuyo soporte virtual permitirá incrementar su difusión, se constituirá en un aporte importante para acrecentar el corpus de piezas teatrales destinadas, no solo al público infantil y juvenil, sino también a la labor pedagógica de los maestros peruanos dedicados a la enseñanza del teatro en la escuela. Para garantizar su mayor difusión, el Fondo Editorial de la Ensad ha decidido elaborar esta edición en soporte digital, de este modo, bastará ingresar a la página web institucional de la Ensad y descargar las obras, para poder utilizarlas en el aula o para representarlas, con la respectiva autorización de sus autores.

Además de la satisfacción que genera el haber concretado una nueva publicación, es significativo para el Fondo Editorial el poder difundir el trabajo creativo de nuestros alumnos y reafirmar la misión que, originalmente, le fue encomendada a nuestra institución cuando fue creada.

Santiago Soberón

cuento sin color

Sin Color – ENSAD

La Clave de Dedalo

La clave de Dédalo – ENSAD

La vicuña pintadida

La vicuña Pintadida – ENSAD

Ñusta Inka "Huacachina"

Ñusta Inka “Huacachina” – ENSAD

El Más Poderoso

El más poderoso – ENSAD

Nadie se va a reir

Nadie se va a reir – ENSAD

Abrazo de gol

Abrazo de gol – ENSAD

Créditos:

Autoridades ENSAD
Director General: Jorge Sarmiento
Director Académico: Juan Basauri
Director de Producción: Gilberto Romero
Secretario General: Santos Cadillo
Teatro para la escuela
©De los textos, los autores.
©De las ilustraciones, Gerson Quispe Ramos
©De esta edición: Unidad Ejecutora Escuela Nacional Superior de Arte Dramático “Guillermo Ugarte Chamorro”
Edición General a cargo de Santiago Soberón Calero
Diseños en general a cargo de Enrique Perdomo
Av. Abel Bergasse du Petit Thouars N° 195, Lima
Agradecimientos a Gerson Quispe Ramos, Enrique Perdomo, Arturo Maldonado, Dante Marchino, Juan Basauri, Beto Romero y personal administrativo en general.

Back to Top