PRESENTACIÓN

     Si al leer el cuarteto del poeta español del Siglo de Oro comprendes la función del Teatro y su conexión con la vida del hombre, entonces, está en tí la posibilidad de seguir esta hermosa carrera del arte teatral.

El teatro es un arte que incluye poesía, música, danza, pintura y mímica. Es un arte transitorio, colectivo, público: un arte que vive solo en la respuesta de su auditorio. Nacido de ritos relegiosos, muestra lo más vil y lo más notable de la conducta humana; y aunque se basa solo en la ilusión, refleja la historia y la esencia de la humanidad.

¿Quieres dedicarte al Teatro? El teatrista un poco de hechicero, bufón, danzante, embaucador,mimo y poeta. Es capaz de vincular el ser y contar la verdad, la mentira, la ficción, el mito; ofreciendo múltiples versiones del comportamiento humano en la praxis de su creación escénica.

Pero hay algo más, en esta nueva era de la ENSAD; se ha abierto el camino de la investigación teatral, a partir de las huellas que dejaron a su paso teatrólogos como Patrice Pavis, Jorge Dubatti, Carlos Dimeo; Domingo Adame, Elka Fediuk, Ramón Griffero, y otros más; quienes compartierón nuestras aulas en los ultimos años redimencionando el valor del teatro como generador de conocimiento, experiencia que ha permitido empoderar nuestra comunidad académica  ENSAD para que asuma su papel transformador con respecto a la manera de comprender y representar a la persona, la sociedad y al mundo.

El perfil del teatrista que egresa de la ENSAD es aquel creador que no se limita a un rol teatral restrictivo y suma a su actividad todos o casi todos los oficios del arte del espectáculo, pues el fin último es desarrollar todas las capacidades humanas para que através de los proyectos teatrales alcance la autorrealización.

Puesta las cosas en claro, les digo a los postulantes ¡Bienvenidos a la ENSAD!

 

Isadora Lucia Lora Cuentas
Directora General

     La Escuela Nacional Superior de Arte Dramático fue fundada en 1946 en una pequeña casa del Jirón Washington, en la cual un grupo de entusiastas aficionados al teatro improvisó un escenario y empezó a trabajar en la preparación de actores profesionales.

Esto fue posible gracias a la iniciativa del gobierno de José Luis Bustamante y Rivero, que en 1945 promulgó una ley que daba prioridad a la formación de entidades que fomenten la música, el folclor y al arte dramático. Así nació el Teatro Nacional del Perú, al cual se encargo la tarea de dirigir la Escuela Nacional de Arte Escénico (ENAE), antecedente de la ENSAD.

En 1948 egresó la primera promoción, dentro de la cual se encontraba el primer actor nacional Luis Álvarez Torres, así como el conocido Jorge Montoro. En el año 1956 se instaló una comisión reorganizadora y se creó el Instituto Nacional de Arte Dramático en la casona del Teatro La Cabaña, en el Parque de la Exposición, donde en la actualidad funciona la ENSAD, nombre que adquirió a mediados de la década de los setentas.

La falta de apoyo estatal es un problema recurrente para todas las instituciones dedicadas al arte y la cultura, y la ENSAD no es la excepción. Desde sus orígenes ha pasado por distintas etapas, algunas críticas, pero la pasión de sus profesores y alumnos ha permitido que esta obra perdure y llegue hasta nuestros días.

Y es que la ENSAD no sólo forma grandes actores profesionales, como Leonardo Torres, Ofelia Lazo y Reinaldo Arenas, egresados en la década de los setentas, sino también pedagogos del arte dramático y escenógrafos que se especializan en todo lo relacionado al movimiento en escena. La currícula no se limita a la actuación y abarca una amplia gama de temas relacionados al teatro, como cursos de títeres y maquillaje, haciendo de esta una de las más multidisciplinarias en un medio donde lo más difundido son los talleres.

Desde el año 2002, el director de la Escuela, Jorge Sarmiento, realiza un gran trabajo de difusión del trabajo de sus maestros y alumnos. Fruto de esta labor, la ENSAD consiguió participar en un festival teatral en Rumania, montar una versión andina de Antígona en Egipto y hacer teatro griego en la misma Grecia. Hace pocos regresó de Filipinas, junto a dos alumnos, donde propuso ante la UNESCO que Lima sea una sede del teatro latinoamericano.

A partir del año pasado, la ENSAD viene aplicando el Programa de Complementación Pedagógica con la finalidad de atender a los actores y actrices comprendidos dentro del marco de la Ley del Artista, para que de esta forma puedan obtener un título pedagógico a nombre de la Nación.

En el contexto de las celebraciones por los mas de setenta años de la escuela, se viene realizando varias obras ,con un elenco de primera en nuestro recién inaugurado teatro ROMA.

Pero eso no es todo, la escuela ha programado una serie de actividades. Soplan buenos vientos para la Escuela Nacional Superior de Arte Dramático.

ENSAD

Back to Top